Cómo pueden las empresas enfrentarse con éxito al coronavirus

By Jesus Bosch | 16 marzo, 2020

El Coronavirus ha llegado. No sabemos por cuánto tiempo, pero lo que sabemos seguro es que hay que adaptarse, y hay que hacerlo sin perder ni un segundo. 

 

La recomendación más clara y repetida es quedarse en casa el máximo de tiempo posible -saliendo solo para obtener alimentos o en caso de emergencia o primera necesidad-, además de la elemental higiene haciendo hincapié en el lavado de manos.

 

El caso es que Starloop decidió anunciar que mandaba a cada uno de sus 56 empleados a trabajar en remoto el pasado miércoles, incluso antes de que estallara la crisis en España y se declarase el estado de emergencia del país.

 

Esa fue una decisión valiente, que me alegro que se tomara a tiempo anticipándonos al peor momento. Es difícil de saber, pero es posible que gracias a ello hayamos podido colaborar a conservar la salud de nuestro equipo y también el de su entorno, y con ello contener la expansión del coronavirus. En Starloop nuestra principal preocupación es la salud del empleado, y por eso se tomó esa decisión que ahora mismo se ve como evidente, aunque en su momento y con la anticipación en que se tomó podría haberse considerado algo arriesgada.

 

Conservar la salud de nuestros empleados nos permite además seguir trabajando al 100% en los importantes proyectos de nuestros clientes y seguir con los calendarios previstos de entregas.

 

Cómo nos hemos organizado para trabajar en tan poco tiempo?

En realidad tenemos que reconocer que en Starloop tenemos algunos perk de los cuales nuestros empleados con cierta antigüedad disfrutan y en este caso uno de ellos es el teletrabajo. Concretamente se pueden trabajar 5 días al mes desde casa si el trabajador lo desea y el proyecto así cómo su responsable lo permiten. 

 

Además tenemos un IT Manager que cuida los detalles y facilita el hardware o soluciones técnicas a quién las necesite. Gestiona un inventario de dispositivos que se distribuyen según las necesidades, resuelve posibles problemas técnicos, y se asegura de que todo el equipo tiene el software adecuado con las licencias necesarias. 

 

Dicho esto, se puede decir que en cierto modo partimos con ventaja. Por eso hemos podido mandar a todo el mundo a trabajar desde casa casi de un día para otro sin ningún trauma ni afectación a la productividad.

 

Nos sentimos afortunados porque esto facilita preservar la salud de la plantilla así como seguir siendo 100% productivos con nuestras obligaciones laborales.

 

Recomendaciones para trabajar en remoto en estado de emergencia

  

Partiendo de que el tipo de empresa permite el teletrabajo (asumimos que es imposible en la industria), existe infinita literatura acerca de cómo organizar una empresa para que funcione el teletrabajo. Pero hay una pieza fundamental que no debe olvidarse: el teletrabajo funciona en culturas laborales que tienen un sistema de confianza. Es decir, que en empresas cuyo sistema de gestión se basa en la supervisión estrecha, el micromanagement, o imponer una jerarquía para mirar de forzar una supuesta productividad, lo tienen mucho más difícil para que este sistema les funcione.

 

Dicho esto, una vez superada la barrera cultural, es cuestión de aplicar organización y tecnología. Existen multitud de soluciones tecnológicas que facilitan el teletrabajo cómo las suites de Google o Microsoft -ya sea Drive, Docs, y su Calendar, Hangouts, etc o Microsoft con herramientas muy similares en Office 365-. En el caso de Starloop, utilizamos la suite de Google junto con otra herramienta de chat a nivel de organización.

 

Pero más allá de la tecnología en sí, hay algunas pautas o recomendaciones que me gustaría resaltar:

  1. La comunicación es más importante que nunca. No tener los compañeros/as junto a tí se nota. Mira de no obviar la comunicación por el hecho de encontrarte a distancia. Estamos online, tenemos herramientas, usémoslas. No nos olvidemos de asistir a las reuniones con la misma naturalidad, y estar disponibles en todo momento durante el horario laboral.
  2. Reglas claras. En nuestro caso tenemos mucha documentación disponible acerca del funcionamiento de la empresa almacenada en la herramienta Trello. Ya desde el Onboarding de cualquier empleado se facilita el acceso a una serie de repositorios. Además por supuesto tenemos al equipo de Talento (por algunos conocidos como Recursos Humanos) ayudando con la comunicación interna.
  3. Forma a los empleados. Es posible que si en tu empresa no estáis 100% habituados a la tecnología, algunos perfiles concretos se sientan algo perdidos al trabajar en remoto. Habría que asegurarse que no existen perfiles con estas características, y si las hay, formarlas. No estamos hablando de nada demasiado complicado, pero habría que estar encima para evitar que estas personas se aíslen o tengan problemas de productividad.
  4. Mide el rendimiento. Si vas a trabajar online debes encontrar una forma de asegurarte que todo el mundo rema en la dirección que se supone, y nadie se pierde por el camino. En Starloop confiamos con el sistema Agile, que no tiene nada que ver con el teletrabajo, pero se puede aplicar tanto offline cómo online. Además se puede aplicar a casi cualquier tipo de trabajo, no sólo a programación cómo muchas personas creen.

 

¿Va a provocar el Coronavirus cambios culturales importantes?

No quería terminar sin esta especie de reflexión personal acerca del impacto que puede tener el Coronavirus en nuestra vida futura. 

Millones de personas están pasando muchísimas horas juntos en casa. Horas que antes no se compartían. Van a haber muchos divorcios, seguro. Pero también van a haber muchas personas que aprendan a conectar mejor con sus família. No sabemos qué otros cambios van a experimentarse pero estos pueden ser múltiples desde todos los aspectos de la vida: ¿existirá una mayor conciencia respecto de la salud pública? Dada la actual limitación de movimientos y miedo a infectarse al ir a comprar alimentos… ¿se acelerará todavía más la transición al comercio online? ¿Se agravará consecuentemente la crisis del retail? ¿Desaparecerá el papel moneda (foco de transmisión de agentes microbianos así como economía sumergida)? ¿Leeremos más? O simplemente nos convertiremos en zombies de Netflix?

 

Definitivamente una cosa es clara: habrá más teletrabajo porque muchas empresas lo van a tener que probar aunque sea por la fuerza mayor de la situación actual. Es posible que también suponga un empujón al outsourcing, ya que alguna de las barreras en la toma de decisiones antes de contratar este tipo de servicios es precisamente que el equipo que trabaja para tí normalmente no se encuentra físicamente en la misma oficina del cliente.

 

En nuestro caso, Starloop ha demostrado repetidamente que podemos proporcionar servicios de desarrollo de videojuegos a empresas de todos los tamaños alrededor del mundo en distintas zonas horarias sin problemas, con una fórmula que contiene profesionalidad, una buena organización y experiencia.

 

Sólo el tiempo dará respuesta a estas reflexiones. Hasta entonces, cuidémonos a nosotros, y a nuestros seres queridos, y quedémonos en casa dentro de nuestras posibilidades para evitar el contagio y la propagación del virus.